A tres bandas: estrategia detrás de la inversión de Google, Qualcomm y Nokia en HMD (aka celulares Nokia)

Esta semana se conoció que el fabricante de celulares HMD Global (que a los efectos prácticos es el sucesor de Nokia en la materia) recibió fondos por US$ 230 M. Pero lo que realmente fue noticia son los nombres de los inversores estratégicos: Google, Qualcomm y Nokia .

HMD Global es una empresa finlandesa creada en 2016 luego de la compra del negocio de teléfonos básicos de Microsoft Mobile junto con la licencia de uso de la marca Nokia en esa gama de dispositivos. Asimismo, obtuvo un acuerdo con Nokia por el que obtuvo la licencia de uso exclusiva de la marca finlandesa para la fabricación y comercialización de smartphones. En los hechos, HMD es la sucesora de Nokia en el negocio de terminales , mientras que la Nokia actual se concentra en equipamiento y servicios para redes.

Por los nombres que componen el trío inversor, es difícil dejar de pensar que esto no tiene que ver con el actual momento que vive la industria tecnológica . Las tensiones comerciales entre China y los EE.UU. son crecientes, justo cuando se está en la etapa inicial de despliegue de 5G, lo que permite prever una reconfiguración del mercado en general.

Con las limitaciones que el gobierno de EE.UU. impone a la industria tecnológica existe la posibilidad de que la cosa escale y las restricciones impuestas hacia Huawei se extiendan a otros fabricantes . Y dentro del mundo no-chino, no son muchas las marcas presentes, aunque sí relevantes: Samsung y Apple entre las top 5 y lejos otros actores como LG o Sony o la propia Nokia (HMD). Pero entre todas no llegan siquiera a la mitad del mercado. Por este motivo, si las tensiones escalan y en consecuencia también lo hacen las restricciones, empresas como Google o Qualcomm se verían muy perjudicadas . En este escenario, potenciar una empresa europea como es HMD-Nokia tiene mucho sentido.

Adicionalmente, el mercado de smartphones presenta dos grandes oportunidades. Por un lado, territorios con potencial de crecimiento como India, Latinoamérica y África. Por el otro, la llegada de 5G con una nueva oleada de demanda por terminales . En ambos casos, es importante contar con actores que puedan abastecer de equipos en gamas media y baja. Así, para Google y Qualcomm apostar por el crecimiento de HMD es importante para sumar clientes libres de riesgo de impedimentos varios. Y para Nokia es propiciar que haya más smartphones 5G que utilicen las redes que despliegan sus clientes, acelerando su retorno sobre la inversión.

Con distintas estrategias, cada uno de los actores del mundo tecnológico hace sus movidas para estar preparados ante una eventual escalada de la guerra comercial y geopolítica . La de HMD es una de ellas.
Enrique Carrier