Algoritmos. Cuando las máquinas piensan por nosotros

Algoritmos. Cuando las máquinas piensan por nosotros
interes 0.0 0

La inteligencia artificial ha logrado poner en pausa como nada antes el libre albedrío de los humanos: ¿hasta dónde es razonable dejar en sus manos nuestras decisiones?

Una demostración de reconocimiento facial, realizado por algoritmos, de la empresa de inteligencia artificial Sense Time, en Shangai, China

Una demostración de reconocimiento facial, realizado por algoritmos, de la empresa de inteligencia artificial Sense Time, en Shangai, ChinaGilles Sabrié / NYT - NYTNS
En la más reciente de un tipo de noticia que hasta hace poco habría sonado a ciencia ficción, una organización de aficionados al mountain bike de Escocia lanzó un alerta acerca de que Google Maps estaba sugiriendo “rutas altamente peligrosas, incluso para ciclistas experimentados”. (Actualización: desde la publicación de esa advertencia, Maps modificó sus sugerencias para evitar esas rutas peligrosas.)

Es un hecho. Casi sin darnos cuenta hemos dejado cientos de decisiones cotidianas en manos de los algoritmos. Es cómodo y es práctico. Funciona. Funciona incluso muy bien. ¿Pero qué tan inofensivo es resignarnos a que las máquinas decidan por nosotros?

Nota completa de Ariel Torres