Boom del QR por Enrique Carrier

Boom del QR por Enrique Carrier https://foro.pipol.news/uploads/default/original/2X/a/a848269de792e30b633b87bd52faf44036aa1d5e.jpeg
interes 0.0 0

A pesar de haber sido creados en 1994, los códigos QR no habían tenido un uso tan imperioso como el que lograron alcanzar con los pagos electrónicos. En esto influyó muchísimo la pandemia y el distanciamiento, cuando durante los primeros meses las personas eran reacias al intercambio físico de objetos, como sucedió con el dinero en papel o plásticos. Su popularidad se ve reflejada en que un 72% de los usuarios mayores de 16 años (equivalente a algo más de 20 M de personas) realiza pagos vía QR.Esto surge del informe “Dinero digital – 2022”, realizado por Carrier y Asociados.

El notable impulso del pago vía QR fue facilitado fuertemente por la gran popularidad de Mercado Pago como plataforma de pago de Mercado Libre. Esto se debe no sólo por la cantidad de usuarios de los que dispone, permitiendo que millones de personas dispusieran rápidamente de una cuenta apta para operar vía QR, sino también por disponer de una gran cantidad de puntos de cobro que aceptan esta modalidad. A esto se sumaron alternativas, como la cuenta DNI del Banco Provincia o el crecimiento de MODO, la billetera electrónica que agrupa a diversos bancos del país, más otras billeteras asociadas a distintas fintech.

Un emergente no menor de la adopción de los pagos vía QR es la inclusión financiera propiciada por las billeteras electrónicas no bancarias (Mercado Pago, Uala, Naranja X, etc.), ya que un 35% de los usuarios de Internet que no tienen cuenta bancaria hicieron pagos vía QR. Algo que se da especialmente entre centennials.

La popularidad de las apps se manifiesta también en que aparecen en el primer lugar a la hora de identificar el medio de pago preferido. Luego se ubican la tarjeta de débito y el efectivo, con las tarjetas de crédito en último lugar. No obstante, se observan importantes variaciones en función de la variable generacional.

Los millennials lideran el favoritismo por las apps de pago (43%), mientras que los centennials, menos bancarizados, lo hacen con el efectivo (45%). No obstante, ambos grupos favorecen el uso de apps de pago por sobre el plástico (débito y crédito). Por su parte, los boomers prefieren el uso de plásticos, demostrando, una vez más, que los viejos hábitos no son fáciles de erradicar.

Enrique Carrier