Celulares en números

Celulares en números https://foro.pipol.news/uploads/default/original/2X/d/dccd06bedbc47cf1ba2f20bb192306fe575612f1.png
interes 0.0 0

Del conjunto de servicios TIC, el móvil es sin dudas el más relevante en términos de facturación en Argentina. Considerando como tales también al acceso fijo a Internet, la TV paga y la telefonía fija, representa aproximadamente el 47% de los ingresos totales. Es natural que así sea ya que mientras que los demás servicios conectan lugares físicos, los móviles conectan personas, multiplicando la cantidad de clientes. Y si bien es un mercado maduro, tiene por desarrollar la conectividad de objetos (bajo un formato M2M o IoT).

Lo concreto es que, a diciembre de 2021 había 59 M de líneas en servicio, según publicó recientemente el Enacom. De este total, unas 48,4 M estaban en uso efectivo: 44,8 M están asociadas a un teléfono y 3,6 M a dispositivos M2M/IoT. El resto, son líneas en servicio, pero sin uso regular. Estos datos surgen del informe “Mercado celular argentino 2022”, realizado por Carrier y Asociados.

La relación entre líneas prepagas y pospagas es de 58% a 42% sobre la base de las líneas activas. Sin embargo, si se lo hace tomando como base las líneas en uso, la relación se invierte en un 53% a 47% a favor de las pospagas.

A pesar de haber perdido terreno en los últimos años frente al avance del retail, la venta de equipos por parte de los operadores representó un 20% de la facturación total, capitalizando la recuperación en las ventas de terminales desde 2021, luego de varios años de volúmenes históricamente bajos.

Por otra parte, la confirmación de que no son tiempos de pujanza está en que la facturación por servicio cayó en 2021 un 4,3% en pesos ajustados por inflación. Se suma a la caída del 6,2% registrada en 2020.

Siempre dentro de los indicadores económicos, el ARPU (ingreso promedio mensual por línea/usuario) fue de $ 551 mensuales o US$ 5,3 (a la cotización del 31/12/21), marcando una caída interanual del 3% en pesos (ajustados). No es la belle époque.

Enrique Carrier