Ganadores y perdedores

Ganadores y perdedores https://foro.pipol.news/uploads/default/original/2X/0/05de224d22e83f64a8d34a180a4460f9f0ebea33.png
interes 0.0 0

Queda en claro que desde que se comenzó con el descongelamiento de precios de servicios TIC, los aumentos no fueron uniformes. Hubo diferencias por tipo de servicio (fija, Internet, TV, móvil), por tamaño de operador (más 100 mil clientes, menos de 100 mil clientes), por tipo de producto (hasta 50 Mbps, más de 50 Mbps, más de 200 canales, menos de 200 canales) y el clásico tipo de cliente (residencial, empresas). Así, para la mayoría de los clientes los sucesivos aumentos se fueron convirtiendo en un juego de triles, donde no resulta claro y sencillo saber qué porcentaje de aumento corresponde en cada caso, mucho menos el acumulado en el primer trimestre, donde los criterios fueron mutando. Por este motivo, en el siguiente cuadro se pueden ver los aumentos acumulados autorizados para el 1º trimestre de 2021 para los distintos servicios, a través de las resoluciones 1466/2020, 27/2021, 28/2021, 203/21, 204/21:

Con los acumulados puede observarse el tratamiento recibido por los distintos tipos de operadores y productos. Con una inflación estimada del orden del 12% para el primer trimestre de 2021, los principales favorecidos con los aumentos son las PyMEs que ofrecen tanto servicios de acceso a Internet como de TV paga, con actualizaciones del 23,6%. Estos casi 12 puntos de diferencia a su favor les sirven para comenzar a recuperar terreno frente al atraso del 28% promedio que sufrieron los servicios TIC como consecuencia de un 2020 de congelamiento. La situación es similar, aunque en menor medida, para los servicios móviles, con alrededor de 4 puntos de aumento por encima de la inflación estimada para el período.

Por su parte, los servicios más “avanzados”, como acceso a Internet de más de 50 Mbps, los paquetes premium y bajo demanda de la TV paga, así como los de TV satelital apenas empatarán la inflación del trimestre con subas acumuladas del 12,9%. Siguen todavía sintiendo el congelamiento del 2020 en medio de una inflación del 36,1%, pero en lo que va del 2021 quedarían a mano.

Finalmente, servicios como la telefonía fija, Internet de hasta 50 Mbps de prestadores mediano/chicos al igual que los de TV paga, todos con un aumento del 10,3% quedan por debajo de la inflación del período. En consecuencia, siguen acumulando retraso frente a la prepandemia.

Quizás consciente de que debe lograr un equilibrio entre precios y calidad de servicio e inversión, el gobierno dio los primeros pasos en la recuperación del terreno perdido. Con asimetrías más justas que otras hacia los clientes, porque no es lo mismo aumentos por las características del servicio que por la cantidad de clientes de un operador. No obstante, no debería ampliarse aún más el retraso de precios en algunos servicios ya que nada bueno puede resultar de ello. Por otra parte, todavía no logra dar la previsibilidad necesaria, ya que se avanza mes a mes, lo cual no es lo ideal cuando se tienen que planear inversiones que son a mediano plazo.

En definitiva, para fomentar inversiones y mejorar los servicios, el tema no pasa por la alquimia de precios sino en tener reglas simples y previsibles, eliminar costos innecesarios y permitir rentabilidad. Tan solo un sueño por el momento.

Enrique Carrier