MicroLED, MiniLED, QNED y Crystal LED: guía a fondo para no perderte con las nuevas tecnologías de televisión que llegan este año

MicroLED, MiniLED, QNED y Crystal LED: guía a fondo para no perderte con las nuevas tecnologías de televisión que llegan este año
interes 0.0 0

Los usuarios que tienen la intención de comprar un nuevo televisor durante 2021 van a tener más opciones que nunca. Durante las últimas semanas, y como preludio del CES, varios fabricantes nos han sorprendido anunciando que durante el año que acaba de comenzar colocarán en las tiendas una nueva generación de televisores equipados con un abanico de tecnologías más amplio que el de años anteriores.

Los términos MicroLED, MiniLED o QNED, entre otros, ya forman parte de la jerga que manejan tanto las marcas como los usuarios que se sienten cómodos con la tecnología de los televisores. Sin embargo, esta avalancha de innovaciones y acrónimos puede poner en apuros a las personas que se están planteando renovar su televisor y se sienten abrumadas ante esta gran variedad de nuevas tecnologías.

Esta avalancha de acrónimos puede poner en apuros a las personas que se están planteando renovar su televisor y se sienten abrumadas ante esta gran variedad de nuevas tecnologías

Esta dificultad está motivada en gran medida por las propias marcas, que a menudo mezclan las denominaciones legítimas que tienen las nuevas tecnologías y que han sido previamente aceptadas por la industria con unas designaciones comerciales propias diseñadas para captar la atención de los compradores. Y que con frecuencia no nos ayudan a identificar con claridad qué están intentando vendernos.

El propósito de este artículo es separar el grano de la paja. Arrojar un poco de luz acerca de qué significan todas estas siglas, si están justificadas desde un punto de vista técnico, si solo responden a un interés puramente comercial, y, sobre todo, si las tecnologías que intentan defender realmente aportan valor a los televisores y tienen un impacto beneficioso en nuestra experiencia como usuarios.

La frontera entre estas tecnologías la establecen los píxeles autoemisivos

2021 va a ser el año de las tecnologías de iluminación. En un televisor participan muchas otras innovaciones que pueden tener un impacto tangible en la forma en que restituye el color, como los nanocristales; en la precisión con la que afronta el escalado cuando recibe señales de entrada con una resolución inferior a la nativa del panel; en su capacidad de minimizar la degradación del color cuando miramos el panel desde una posición muy escorada…

Las dos tecnologías en las que cada uno de los píxeles del panel tiene su propia fuente de luz son OLED y MicroLED. Y esto les da una clara ventaja si nos ceñimos a su relación de contraste y la profundidad de sus negros

Sin embargo, la mayor parte de los anuncios que han realizado los fabricantes de televisores durante las últimas semanas tienen como protagonistas absolutos a los diodos LED que se responsabilizan de entregar la luz que emite el televisor hacia nuestros ojos. Y esta estrategia tiene una explicación: la iluminación tiene un impacto muy profundo en varios parámetros esenciales que definen la calidad de imagen, como la relación de contraste, la profundidad de los negros, la capacidad de entrega de brillo o la cantidad de información que es posible recuperar tanto en las zonas en sombra como en las más iluminadas.

Este punto de partida nos da una pista clara acerca de cuáles son las dos tecnologías a las que más atención nos interesa prestar: MicroLED y MiniLED. Y es que son las que con más claridad aportan valor a los televisores que llegarán a las tiendas durante las próximas semanas. No obstante, antes de que indaguemos tanto en estas como en otras innovaciones es importante que identifiquemos qué tecnologías nos proponen una matriz de píxeles autoemisivos (cada píxel tiene su propia fuente de luz) y cuáles recurren a una retícula de retroiluminación en la que la cantidad de diodos LED es inferior a la cantidad de píxeles del panel.

Nota completa: