Qué son y para qué sirven los sensores monocromáticos

Los sensores monocromáticos han ganado presencia en Android pero el motivo por el que se usan no siempre es conocido. Os contamos todo sobre ellos.
Las cámaras son uno de los aspectos más importantes a la hora de elegir un teléfono Android. Lo habitual en la actualidad es que la mayoría de teléfonos en España tengan varios sensores, una combinación de diversos tipos. Un tipo de sensores que nos encontramos son los llamados sensores monocromáticos o sensores blanco y negro, como se conocen también.

Seguramente en alguna ocasión hayáis escuchado hablar sobre este tipo de sensores , o tenéis un teléfono que cuenta con alguno de estos sensores monocromáticos. A continuación os contamos todo sobre este tipo de sensores y la importancia que tienen en las cámaras de los teléfonos Android actuales.

Qué son los sensores monocromáticos

Los sensores de las cámaras están compuestos por grupos de transistores llamados fotositos , cuya funcionalidad es capturar la luz que entra a través de la lente. Normalmente estos fotositos se agrupan de cuatro en cuatro y cada uno captura una parte de la luz, que luego va a ser plasmada en la fotografía final. Cada uno de los fotositos se especializa en capturar una temperatura de color diferente (rojo, verde y azul). Mientras que el cuarto sirve de apoyo.

La mayoría de marcas usan un cuarto fotosito también en color rojo, aunque hemos visto como marcas como Huawei cambian esto, apostando por reemplazar verde por amarillo. Cuando hablamos de sensores monocromáticos, dichos fotositos no tienen filtros para capturar una temperatura de color concreta. Lo que hacen es medir la intensidad de la luz que le toca , de modo que es lo único que hacen en este caso. Luego convierten la intensidad en un número, que será usado como apoyo a la hora de crear esa foto.

Para qué sirven

Lo normal es que los sensores monocromáticos se usen como un apoyo para el sensor principal del teléfono . Si bien pueden tomar fotos en blanco y negro, que es otra de sus principales funciones, es esa función de apoyo la más común en la actualidad. Ya que el sensor principal captura información de la escena, el sensor blanco y negro da información sobre el mapa de iluminación. La combinación de los dos permite procesar la imagen para tener una foto final mejor.

Las fotos que obtenemos tienen menos ruido , sobre todo en situaciones con poca luz. Esto es posible porque los sensores monocromáticos nos dan una información precisa de la escena, ayudando a que las fotos sean más nítidas. Además, el contraste es mejor gracias a que se tiene información adicional para separar los píxeles. Se obtiene también un mejor rango dinámico.

Una buena manera de obtener mejores fotos, aunque la calidad final va a depender en gran parte del software de la cámara . Esto es algo que va a variar de forma notable entre una marca y otra, pero los sensores monocromáticos serán una buena ayuda para que las fotos que se sacan con la cámara vayan a ser mejor.
Fuente