Se recalienta la TV

Se recalienta la TV https://foro.pipol.news/uploads/default/original/1X/6e993bec659760083a796601d94031d26365b26f.jpeg
interes 0.0 0

Con la llegada y popularización de los OTT audiovisuales (encabezados por Netflix, pero seguidos ahora por una legión de propuestas alternativas), se empezó a hablar de una tendencia que erizaba a la industria de la TV paga, dominada por el cable: el cordcutting, una metáfora para marcar la desconexión. Esta tendencia se empezó a manifestar, especialmente en los EE.UU. donde las cifras de caídas de abonados son evidentes y se reflejan en todos los balances de las empresas que participan de ese negocio.

Por supuesto, los operadores de TV paga no se iban a quedar de brazos cruzados esperando que el tsunami se los llevara puestos. Aparecieron entonces propuestas de TVE (TV Everywhere), que tecnológicamente son un OTT pero que está atado a las suscripción a un servicio de TV paga. Así nació Flow en Argentina, que luego fue seguido por otros actores. Básicamente se trata de acceder a toda la grilla de programación lineal más una cierta cantidad de contenidos a consumir bajo demanda. Pero siempre y cuando el usuario sea un cliente del servicio tradicional.

El concepto se fue flexibilizando a partir de la llegada de Movistar Play. Éste fue lanzado en simultáneo con el servicio de IPTV Movistar TV. La diferencia radicaba en que Play estaba disponible para los clientes de Movistar de banda ancha fija, así como para los del servicio móvil. Ya no era necesario un abono a TV paga, pero sí a alguno de los servicios de telecomunicaciones. Algo similar lanzó Telecom más recientemente: Flow Now. En otras palabras, tanto en su versión original como en la actual, los servicios de TVE están atados a ser cliente de red del proveedor, por más que técnicamente funcionen sobre cualquier red, sea propia o de terceros. Se trata en definitiva de una forma de agregarle valor a la red.

Pero esta semana DirecTV subió la apuesta, anunciando para el 17 de diciembre el lanzamiento de DirecTV Go como un servicio de streaming no asociado a aquel de TV paga satelital. Esto significa que ya no habrá que ser cliente del servicio de DTH para acceder a toda su grilla tanto en forma lineal como bajo demanda. Tendrá un abono específico, como si fuera Netflix o Amazon Prime. De esta forma, DirecTV Go, que hasta ahora era sólo el TVE de DirecTV, se convierte en un producto independiente. En otras palabras, marca una ruptura definitiva entre red y contenidos.

De la misma manera que en el resto de la región (el servicio ya fue lanzado en Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, México, Perú y Uruguay), DirecTV Go como OTT ofrecerá en Argentina un plan básico al que se le podrán sumar paquetes premium (Fútbol, HBO, Fox Premium). Tendrá un costo inicial de $ 1.290 (unos US$ 15) con seis meses gratuitos de HBO.

No limitarse a un TVE tiene mucho sentido para DirecTV. Con una plataforma satelital de broadcasting (de una vía), su negocio de TV lineal está fuertemente amenazado por la tendencia a que el consumo audiovisual se dé sobre Internet. Con DirecTV Go como un OTT puro no deben preocuparse por contar con una red de transporte y sí pueden enfocarse en el corazón de su negocio, que no es ofrecer un servicio de TV satelital sino contenidos. A su vez, esto le permite a todo ISP sin un producto propio de TV acceder a uno, de la mano de una marca claramente reconocida en este terreno.

Por otra parte, la llegada de DirecTV Go como producto stand alone servirá sin dudas para intensificar la competencia en TV paga, hasta hoy acotada a la superposición de redes. Y si bien es cierto que siempre estaba la DTH como alternativa, la no necesidad de instalación y la flexibilidad de llevar la TV a todos lados será un plus para determinados segmentos de mercado.

Fuente