Sin comentarios

Cortito y al pie. Muchas veces miramos la vida ajena. Otras veces juzgamos lo que hace el otro. Convertimos la vida del otro en la cosa pública. Y así andamos por la vida, mirando al otro, sin detenernos un rato en nuestro espejo.


Este es un tema de discusión derivado de la entrada https://www.pipol.news/sin-comentarios/